El curso está orientado para que toda persona que vaya a comenzar en la actividad agraria (o aquellos agricultores que ya la han iniciado) conozcan todos aquellos aspectos que de una forma u otra le van a condicionar en su desarrollo profesional. Así el temario es amplio ya que pretende recoger tanto los requisitos y obligaciones formales relacionados con la actividad agraria como puede ser su fiscalidad (condicionada por la forma jurídica, el volumen de ingresos o actividades del agricultor), la Seguridad Social (tanto en el aspecto personal como Autónomo agrario como en del empleador agrario), las obligaciones a nivel de condicionalidad, higiene, etc. o incluso la viabilidad misma de la explotación. Por otro lado, el curso también trata de exponer a los futuros agricultores la existencia de distintas líneas de ayuda directas (PDR, Reserva Nacional, explotación prioritaria, etc.) o indirectas, canales de distribución (clásicos, de proximidad, etc.) y todo aquello que le pueda permitir el crecimiento y desarrollo de su explotación.